domingo, 21 de junio de 2009

Causa desconcierto haber logrado
abrir una ventana después de siglos
de encierro y no encontrar más que
un profundo abismo.

3 comentarios:

Alter, Idem dijo...

Encontrar una ventana causa más desconcierto que un profundo encierro logrado después de abrir un abismo de siglos.

Anónimo dijo...

Me gusta lo que hacen.

Su dijo...

Tal vez hubieras estado, sin sospecharlo, fuera.